Translate

miércoles, 8 de febrero de 2012

LA EDAD MEDIA



PARA LOS QUE QUERÁIS IR AVANZANDO EL TRABAJO DE HISTORIA, AQUÍ OS DEJO UN BUEN TROZO DE LA EDAD MEDIA (FALTA UN POCO AÚN).

GRACIAS A ALBA Q. Y A INÉS, Y A OTROS CHICOS DE 5ºB, QUE ME HAN AYUDADO A PASARLO AL ORDENADOR.

OJO, FALTAN DOS RENGLONES QUE NO HAN SALIDO EN LAS FOTOCOPIAS PERO QUE AQUÍ SÍ SALDRÁN.

III. LA EDAD MEDIA

1- Introducción
2- La conquista musulmana
3- La ciudad musulmana
4- El Feudalismo
5- La sociedad feudal
6- La vida en los monasterios
7- La vida en las ciudades
8- El arte medieval
       8.1- El arte
       8.2- El arte cristiano

III LA EDAD MEDIA


     Es el periodo de tiempo que se desarrolla desde la caída del Imperio Romano hasta el descubrimiento de América.

1. Introducción.

     A principios de la Edad Media llegaron a la Península Ibérica los visigodos, después, en el año 711 los musulmanes. Los cristianos y los musulmanes tuvieron periodos de lucha y periodos de paz. Se distinguen dos periodos:
     -Del año 711 al 1212, la superioridad militar y económica fue de los musulmanes.
     -Del año 1212 al 1492, la fuerza militar y económica fue de los cristianos.

2. La conquista musulmana.


     En el siglo VIII, un ejército de musulmanes, procedente del norte de África, invadió la Península Ibérica. En pocos años dominaron la mayor parte del territorio peninsular al que denominaron AL-ANDALUS. Las tierras que hoy forman la Comunidad de Madrid formaron parte del mundo musulmán durante V siglos.

     La mayoría de los habitantes de AL-ANDALUS se islamizó, adoptando la religión islámica, el idioma árabe y las costumbres musulmanas. Las personas que vivían en Al-andalus y siguieron siendo cristianas, se les llamó mozárabes. Y las personas que eran musulmanas y vivían en territorio cristiano, se les llamó mudéjares.

     A principios del siglo X, Abderramán III se proclamó Califa y así surgió el Califato de Córdoba; pero en el siglo XI, se dividió en pequeños reinos independientes, llamados taifas. Toledo fue el centro del reino taifa y el territorio madrileño formó parte de este reino. El reino taifa de Toledo fue uno de los más importantes de la Península.

     Durante 800 años convivieron en la Península Ibérica los musulmanes y los cristianos, dos pueblos que se diferenciaban por su lengua, su religión y sus costumbres. Los primeros reinos cristianos asimilaron muchos aspectos de la ciencia, el arte, la literatura e incluso de las costumbres musulmanas. A través de Al-Andalus llegaron a Europa el papel, la numeración arábiga, la pólvora y muchos avances científicos.

3. La ciudad musulmana


     La mayoría de la población de Al-Andalus vivían en las ciudades. En nuestra comunidad fueron ciudades de cierta importancia: Alcalá, Talamanca y Madrid, que proviene de esta época.

     Las ciudades solían estar protegidas por murallas. En su parte más alta estaba la alcazaba. Algunas ciudades contaban también con alcázares. En el interior del recinto amurallado se encontraba la medina y la actividad económica se desarrollaba en el zoco o mercado. Fuera del recinto amurallado crecían los arrabales.

     El único espacio amplio y abierto en el interior de la medina era la mezquita, que era el recinto dedicado a la oración. Todas las mezquitas deben estar orientadas hacia La Meca, ciudad sagrada de los musulmanes.

4. El Feudalismo

     Durante la Edad Media apareció una nueva organización política, social y económica conocida con el nombre de Feudalismo.
     Los reyes cristianos confiaron la defensa de sus reinos a los nobles. A cambio, el rey les ofrecía protección y les entregaba tierras. En este territorio construían el castillo, que era una fortaleza para defenderse del enemigo. El señor feudal cobraba impuestos al pueblo.

5. La sociedad feudal
     Rey
     Nobleza
     Caballeros
     Burgueses y Villanos
     Siervos                                                                

     (Las categorías sociales metidas dentro de una pirámide).

     El rey, para asegurarse la fidelidad de los nobles, les convertía en sus vasallos y les entregaba tierras. Los nobles, a cambio, juraban fidelidad al rey y se comprometían a ayudarle en las guerras y a aconsejarle en los asuntos del reino. Los nobles construyeron castillos fortificados y crearon ejércit os de guerreros a caballo: los caballeros.     
     Los caballeros debían obediencia y fidelidad a su señor y, a través de él, al rey. La principal actividad de los nobles y caballeros era el combate. Se les enseñaba a cazar, a montar a caballo, y a combatir. A los doce años se les enseñaba el manejo de las armas y a los dieciocho se les investía caballeros.
     A las niñas se las educaba para que fuesen esposas de un caballero. Los acróbatas y los músicos distraían a los habitantes del castillo; y los trovadores y juglares cantaban las gestas de los caballeros que se habían distinguido por su valor.
     Los burgueses eran los habitantes de las ciudades. Se dedicaban al comercio y a la artesanía. Los artesanos se agrupaban por edificios, formando los gremios. El gran desarrollo del comercio supuso la utilización generalizada de monedas de oro y de plata en los intercambios. La existencia de diferentes monedas dio lugar a la aparición de personas especializadas en su cambio: los cambistas. Con el paso del tiempo los cambistas acabaron convirtiéndose en banqueros.
     Los villanos eran dueños de pequeñas tierras, pero tenían que pagar muchos impuestos a los señores del castillo a cambio de su protección. Se encargaban de cultivar la tierra (cereales y legumbres) y cuidar del ganado. Las tareas agrícolas eran dificultosas, ya que seguían empleando los mismos instrumentos que en tiempos de los romanos. Las viviendas eran de una sola habitación y estaban hechas de madera o de barro seco y cubiertas con cañas.
     Como la agricultura dependía de los fenómenos naturales, a menudo se sucedían años de malas cosechas; entonces, los campesinos pasaban hambre y sufrían terribles enfermedades.
     Los siervos eran casi esclavos de los señores; tenían que hacer la guerra con ellos, proporcionarles alimentos..., y no podían abandonarlos.

6. La vida en los monasterios

     La Iglesia tenía un papel muy importante en la sociedad. Muchos hombres y mujeres dedicaban su vida al sevicio de Dios. Algunos de ellos habitaban en los monasterios.
     Los monasterios tenían diversas edificaciones en torno a la Iglesia: granero, establo, molino... Las labores diarias de los monjes se repartían entre la oración, el trabajo y el estudio. Unos se encargaban del cuidado de los campos o de la elaboración de productos artesanales, cerveza, matanza, pan... Otros se dedicaban al estudio y se encargaban de copiar manuscritos.

7. La vida en las ciudades ´

     Las ciudades medievales estaban rodeadas de murallas, que se abrían al exterior mediante una gran puerta fortificada. En el interior de las ciudades había viviendas, separadas por estrechas callejuelas. No había agua, corriente ni alcantarillado. Las basuras se arrojaban directamente a la calle, por eso las enfermedades y epidemias se propagaban con gran facilidad. Alrededor de la plaza solían situarse la iglesia, el mercado, los palacios o castillos, el ayuntamiento y el hospital.

   8. El arte medieval
     8.1El arte musulmán

     Los musulmanes construyeron palacios y mezquitas. El arte musulmán destaca por sus edificios con columnas y arcos de herradura, adornados con azulejos de colores, jardines y estanques.

(pegar aquí la fotocopia de la mezquita musulmana, coloreada por vosotros).
    
     8.2 El arte cristiano

     En el arte cristiano destacaron dos estilos:

          El románico:
Cuenta con edificios no muy altos, con ventanas pequeñas y arcos semicirculares (arco de medio punto), iglesias poco iluminadas, muros muy gruesos, fachadas decoradas con relieves y un campanario. Pintaban las paredes y techos por dentro con pinturas murales que hacían referencia a escenas religiosas.

        El gótico:
 Este estilo tiene edificios de  muros más altos y delgados, con grandes ventanas, vidrieras,  arcos ojivales (apuntados) y mucha más iluminación que las iglesias románicas. Había iglesias y catedrales y algunas de estas tenían un gran rosetón (ventana redonda y grande) por el que penetraba la luz.


TACHÁN, TACHÁN,
EL TRABAJO TERMINA YA,
CAMPEONES DEº.

Muchos muacas, campeones

lunes, 6 de febrero de 2012

¿DE DÓNDE VIENE EL NOMBRE DE FEBRERO?










Segundo mes del año según nuestro calendario actual. Último en el calendario romano.

Los sabinos —uno de los pueblos indoeuropeos que habitaron en la era neolítica la Península Itálica, entre el Tíber y los Apeninos— celebraban una fiesta anual de purificación que llamaban februa, en una fecha que hoy se identifica como el 15 de febrero. Tras la fundación de Roma y el posterior surgimiento del Imperio romano, se tomó prestado el nombre de las fiestas februas para designar el mes en que estas tenían lugar: el último del año.


Al fundador legendario de Roma, Rómulo, se le atribuye la unificación de los numerosos calendarios que existían en la Península en el siglo VIII a. de C., mediante la creación de uno nuevo, de diez meses distribuidos en un año de 304 días.


Después. hacia el año 300 a. de C., el edil Flavio creó un nuevo calendario con dos meses adicionales, que se añadieron después de december: januarius, consagrado a la diosa Jano, y februarius, que tomó el nombre de la antigua fiesta de purificación de los sabinos.


Este nombre, febrero, se registra en español desde 1129 y está en la mayor parte de las lenguas europeas modernas:

February en inglés.

Février en francés.

Febbraio en italiano.

Februar en alemán.

Febrer en catalán.