Translate

domingo, 6 de abril de 2014

"BREAKING THE GLASS" (actuación colegio Legamar)

MIS QUERIDÍSIMOS ALUMNOS SANTIAGO, MARIO Y VÍCTOR HAN FORMADO UN GRUPO DE ROCK Y SUENA YA BASTANTE BIEN.

Mucho éxito para el grupo, ese es mi deseo.

                                     Breaking The Glass                           

Desde que tuve a Mario en 5º y 6º ya le pronostiqué su futuro en la música y también le aconsejé que se apuntara al Conservatorio. Lo hizo un tiempo y lo dejó pero aún está a tiempo de retomarlo cuando pueda.Dándose golpes en su cuerpo y haciendo ruidos marcaba el ritmo como nadie. Nos dejaba a todos alucinados, alumnos y profes.

Víctor es una sorpresa para mí pues no sabía que se había unido al grupo. Es estupendo porque suena mejor y lo hizo bastante suelto para ser su primera actuación.

Santiago es el alma del grupo con su voz y sus conocimientos de música (creo que 4º o 5º en el conservatorio aunque no sé el instrumento que toca). Un auténtico crack, vamos.

¿Y si tomaseis una voz femenina, además de la de Santi? Pensadlo, podría ser más comercial.

Os voy a dejar debajo un poema mío llamado "Blues de la Mercería" para ver si sois capaces de musicarlo y cantarlo. No lo dudo pues tenéis ya un amplio repertorio en poco tiempo. Ánimo y ganas, eso es lo que hace falta. Me haría muchísima ilusión escuchar mi poema en vosotros, alumnos míos.








BLUES DE LA MERCERÍA

Puedo empezar así
con la formalidad
de versos heptasílabos
pensados a medida,

con los versos dispuestos
a recorrer las calles
con aquella alegría
de cuartel y montaña,

cuando tú, mamá rota,
me dejabas salir.

Pero estaba en la tienda
para vender contigo
los hilos de la calle
que cosían los meses,
que cosían las manos.

Pero estaba en la tienda
para forrar contigo
los botones del mundo
que abrochan los paseos,
que abrochan las facturas.

Pero estaba en la tienda
para escuchar contigo
los problemas de todas
que desbordan la pena,
que desbordan la calma.

Mamá, yo era una niña.      
          Y había mucha cola.
                  Y ganas de escapar.                       MSol Huerta Niembro