Translate

sábado, 21 de octubre de 2017

EL LAGARTO ESTÁ LLORANDO Y LA LAGARTIJA QUE SE VA DE BODA


Poesía infantil:


 El lagarto está llorando

El lagarto está llorando.
La lagarta está llorando.
El lagarto y la lagarta con delantalitos blancos.
Han perdido sin querer su anillo de desposados.
¡Ay! su anillito de plomo,
¡ay! su anillito plomado
Un cielo grande y sin gente
monta en su globo a los pájaros.
El sol, capitán redondo,
lleva un chaleco de raso.
¡Miradlos qué viejos son!
¡Qué viejos son los lagartos!
¡Ay, cómo lloran y lloran!
¡Ay, ay, cómo están llorando!

(Federico García Lorca)


LA LAGARTIJA

Lagartija ¿a dónde vas?

A la boda de Luisa
se casa por la tarde
y yo voy a cantarle.

¿Y qué le cantarás?

La canción más tristona
del mundo mundial.

¿Podemos oírla?
Pues claro, ahí va:

“Soy lagartija, soy lagartija,
y no puedo caminar,
porque me falta,
pues me han cortado
la colita por detrás”.

No te preocupes, amiga,
que te volverá a crecer,
no como a la cucaracha
que no se pudo mover.


(Marisol Huerta Niembro)

martes, 10 de octubre de 2017

UN POEMA PARA CURAR A LOS PECES


un poema para curar a los peces-jean pierre simeon-olivier tallec-9788488342607

CUENTO RECOMENDADO HOY:

"Un poema para curar a los peces", editorial Kókinos.


Hola chicos, aquí os dejo el cuento que hoy os he leído. 

Es precioso, tierno, tiene humor,  imaginación desbordante donde los animales piensan, como el canario Aristófanes que quiere salir de su jaula y ser libre, como el pez León que escribe un poema llamado silencio.

Donde los personajes tienen un corazoncito que siente y ama, como la panadera que afirma que para ella un poema es el sabor que te queda en la boca cuando comes pan recién hecho. O el viejo Mamud, para el que un poema es escuchar el latido del corazón de las piedras.

Un cuento donde los sentimientos están a flor de piel, tanto en Adrián, el protagonista, como el de todos sus amigos.

Y aquí abajo os lo dejo  para que se lo leáis a vuestro papá, o a vuestra mamá,  a un hermano o a los abuelitos.

Por cierto, os habéis portado fenomenal.

-¡Mamá, mi pez se muere!

¡Corre!, se muere de aburrimiento, mi querido León.

La Mamá miró a Adrián,

cerró los ojos,

volvió a abrirlos...

Sonrió:

-¡Tienes que darle un poema inmediatamente!

Y se marchó a su clase de trombón.

-¿¡Un-po-e-ma!?

Adrián fue a mirar en el armario de la cocina.

-¿Hay aquí algún poema?

- Aquí no hay poeeeeeemaaaas,

respondieron susurrando los fideos.


Adrián rebuscó
en el armario de los escobas.
- Aquí do hay dingún boema,
dijo la fregona,
que siempre está
resfriada.
Adrián miró
debajo de la cama
de sus padres...
- Aquí no hay
ni un orinal,
dijo el polvo entre risas.
Adrián es cabezota.
Se fue corriendo a casa de Lolo, el vendedor de bicicletas.
Lolo,el que lo sabe todo, el que se ríe por todo,
el que siempre está enamorado.
Estaba reparando un neumático y cantaba.
-Un poema, Adrián, es estar enamorado:
es como llevar el cielo en la boca.
- ¿Es eso? Ah, vale.
Adrián fue a ver a la señora Tortel,
la panadera. Su amiga.
Cuando llegó estaba despachando una barra de pan
y tres cruasanes a la señora Arsenia.
- ¿Un poema?
No sé muy bien.
Conozco uno, y es como el pan recién hecho:
es el gusto que queda en la boca
después de comerlo.
- ¿Es eso? Ah, vale.
Adrián fue a preguntarle
al viejo Mahmud,
el que vino del desierto,
el que riega sus rododendros
todos los días
a las nueve.
Mahmud le respondió sin dudar:
- Un poema es escuchar
el latido del corazón de las piedras.
- ¿Es eso?Ah, vale.
- ¿El corazón? ¡Oh! ¡Rápido, el corazón de mi querido León!
Adrián regresó corriendo a casa.
Su pez parecía dormido.
Flotaba suavemente entre las algas
como si estuviera pensando...
Adrián fue al otro extremo de la casa
a preguntar a su canario Aristófanes,
que no tiene, precisamente, cerebro de pajarito.
Ariatófanes, hinchando las plumas, dijo:
- Un poema, es cuando las palabras quieren volar.
Es un canto desde la prisión.
- ¿Es eso? Ah, vale.
Entonces llegó la abuela con su perro,
su coche nuevo y tres botes de mermelada.
- Abuela, abuela, ¿qué es un poema?
La abuela se quedó pensando un buen rato,
(se sabe que está pensando porque sonríe
y pone cara de filósofa).
- Cuando te pones un jersey
viejo del revés, querido Adrián,
de pronto parece que es nuevo. ¿Sabes....?
Un poema pone las palabras del revés
y ¡ale hop!,
el mundo es nuevo.
- ¿Es eso? Ah, vale.
- Pero pregúntale a tu abuelo,
él a veces escribe poemas...
¡en vez de arreglar la cisterna!
- ¿Un poema?, dijo el abuelo
retorciéndose los bigotes
y frunciendo las cejas.
Un poema, es...
eso que hacen los poetas.
- ¿Es eso? Ah, vale.
- ¡Ni los poetas lo saben!
Adrián fue a ver de nuevo
al pez que tan preocupado le tenía.
León dormía profundamente,
bajo una piedra enorme,
inmóvil, en el fondo,
entre las algas.
- Lo siento mi querido León,
no te he encontrado ningún poema.
Lo único que sé es que ...

Un poema
es como llevar el cielo en la boca.
Es como el pan recién hecho,
el gusto que queda en la boca
después de comerlo.
Un poema
es escuchar el latido
del corazón de las piedras.
Es cuando las palabras quieren volar.
Es un canto desde la prisión.
Un poema
pone las palabras del revés
y ¡ale hop! el mundo es nuevo.

León abrió un ojo, después el otro
y, por primera vez en su vida, habló.
- Entonces, yo soy poeta, Adrián.
- ¿Ah, sí?

Y mi poema es mi silencio ...-¡Mamá, mi pez se muere!

¡Corre!, se muere de aburrimiento, mi querido León.

La Mamá miró a Adrián,

cerró los ojos,

volvió a abrirlos...

Sonrió:

-¡Tienes que darle un poema inmediatamente!

Y se marchó a su clase de trombón.

-¿¡Un-po-e-ma!?

Adrián fue a mirar en el armario de la cocina.

-¿Hay aquí algún poema?

- Aquí no hay poeeeeeemaaaas,

respondieron susurrando los fideos.


Adrián rebuscó
en el armario de los escobas.
- Aquí do hay dingún boema,
dijo la fregona,
que siempre está
resfriada.
Adrián miró
debajo de la cama
de sus padres...
- Aquí no hay
ni un orinal,
dijo el polvo entre risas.
Adrián es cabezota.
Se fue corriendo a casa de Lolo, el vendedor de bicicletas.
Lolo,el que lo sabe todo, el que se ríe por todo,
el que siempre está enamorado.
Estaba reparando un neumático y cantaba.
-Un poema, Adrián, es estar enamorado:
es como llevar el cielo en la boca.
- ¿Es eso? Ah, vale.
Adrián fue a ver a la señora Tortel,
la panadera. Su amiga.
Cuando llegó estaba despachando una barra de pan
y tres cruasanes a la señora Arsenia.
- ¿Un poema?
No sé muy bien.
Conozco uno, y es como el pan recién hecho:
es el gusto que queda en la boca
después de comerlo.
- ¿Es eso? Ah, vale.
Adrián fue a preguntarle
al viejo Mahmud,
el que vino del desierto,
el que riega sus rododendros
todos los días
a las nueve.
Mahmud le respondió sin dudar:
- Un poema es escuchar
el latido del corazón de las piedras.
- ¿Es eso?Ah, vale.
- ¿El corazón? ¡Oh! ¡Rápido, el corazón de mi querido León!
Adrián regresó corriendo a casa.
Su pez parecía dormido.
Flotaba suavemente entre las algas
como si estuviera pensando...
Adrián fue al otro extremo de la casa
a preguntar a su canario Aristófanes,
que no tiene, precisamente, cerebro de pajarito.
Ariatófanes, hinchando las plumas, dijo:
- Un poema, es cuando las palabras quieren volar.
Es un canto desde la prisión.
- ¿Es eso? Ah, vale.
Entonces llegó la abuela con su perro,
su coche nuevo y tres botes de mermelada.
- Abuela, abuela, ¿qué es un poema?
La abuela se quedó pensando un buen rato,
(se sabe que está pensando porque sonríe
y pone cara de filósofa).
- Cuando te pones un jersey
viejo del revés, querido Adrián,
de pronto parece que es nuevo. ¿Sabes....?
Un poema pone las palabras del revés
y ¡ale hop!,
el mundo es nuevo.
- ¿Es eso? Ah, vale.
- Pero pregúntale a tu abuelo,
él a veces escribe poemas...
¡en vez de arreglar la cisterna!
- ¿Un poema?, dijo el abuelo
retorciéndose los bigotes
y frunciendo las cejas.
Un poema, es...
eso que hacen los poetas.
- ¿Es eso? Ah, vale.
- ¡Ni los poetas lo saben!
Adrián fue a ver de nuevo
al pez que tan preocupado le tenía.
León dormía profundamente,
bajo una piedra enorme,
inmóvil, en el fondo,
entre las algas.
- Lo siento mi querido León,
no te he encontrado ningún poema.
Lo único que sé es que ...

Un poema
es como llevar el cielo en la boca.
Es como el pan recién hecho,
el gusto que queda en la boca
después de comerlo.
Un poema
es escuchar el latido
del corazón de las piedras.
Es cuando las palabras quieren volar.
Es un canto desde la prisión.
Un poema
pone las palabras del revés
y ¡ale hop! el mundo es nuevo.

León abrió un ojo, después el otro
y, por primera vez en su vida, habló.
- Entonces, yo soy poeta, Adrián.
- ¿Ah, sí?
Y mi poema es mi silencio ...

martes, 5 de septiembre de 2017

UN POEMA PARA VOSOTROS

Hola chicos.

Después de las vacaciones vamos a comenzar un nuevo curso, 2017/2018, donde vamos a aprender un montón de cosas nuevas, vamos a leer cuentos preciosos y vamos a disfrutar, si me dejan montarla, de una biblioteca que estoy preparando para que os sintáis en ella cómodos para leer. Estará llena de color y traeré los cuentos más bonitos, originales y curiosos que encuentre. Leeré clásicos y modernos, de escritores famosos y de otros menos conocidos pero muy buenos.

La biblioteca de arriba está muy bien para los mayores porque es muy seria. Y tiene muebles muy serios y sillas muy altas y muy grandes para vosotros.

Crearé nuestro rincón y nos sentaremos a gusto a escuchar y a leer.

Y os dejaré cuentos que os apetezca leer para que los llevéis a casa.

Y hoy, para empezar, os dejo un poema de mi amigo el escritor Antonio Rubio, que se titula NOMBRES VEGETALES que pertenece al poemario VERSOS VEGETALES

Si una niña
se llamase Amapola,
¿en lugar de cabeza
tendría corola?

Si un niño
se llamase Girasol,
¿giraría la cabeza
el la dirección del sol?

Y si fuese su apellido
Verde Limón,
¿tendrían un gajo amarillo
en lugar de corazón?




Salvamanteles /Posavasos semejante a Palet Europeo Vintage con Corazon. Hecho a Mano Cajas frutas (2 unidades). Cestos frutas. En crudo, madera sin tratar. Se pueden pintar.

viernes, 9 de junio de 2017

EL MONSTRUO DE COLORES de Anna Llenas



   El monstruo de colores, de Anna Llenas, Editorial Flamboyant. 

 El monstruo de colores no sabe qué le pasa.

Se ha hecho un lío con las emociones y ahora le toca deshacer el embrollo. Una historia sencilla y divertida, que introducirá a pequeños y mayores en el fascinante lenguaje de las emociones.

Cuenta en cuento Beatriz Montero en su canal dedicado a la promoción y animación a la lectura. 


Espero que os guste. A mí me ha gustado.

MUUUAaacccaaasss!!!

martes, 6 de junio de 2017

Camino a la escuela



Este vídeo es para los chicos de 5º y 6º del colegio ya que lo comentamos en clase.

Menuda suerte que tenemos de vivir en donde vivimos y acudir a una escuela que está, prácticamente, al lado de casa.

Narra la historia real y extraordinaria de cuatro niños y niñas, héroes cotidianos - Jackson, Carlitos, Zahira y Samuel - que deben enfrentarse diariamente con una multitud de adversidades y peligros para llegar a la escuela.

 Estos jóvenes viven en cuatro puntos muy distantes de la tierra (Kenia, Marruecos, Argentina e Indonesia), pero comparten los mismos problemas.  Os impresionará conocerlos y compararnos a ellos.


Debemos pensar lo bien que lo tenemos nosotros aquí, con el colegio cerca y con los papás dispuestos a ayudarnos.


Campeones, espero que os guste y os haga pensar.


MUUUAAACCCAAASSS!!!

jueves, 25 de mayo de 2017

El Vendedor de Humo



Es un corto de animación realizado por alumnos de animación y guión, muy interesante.

Me ha encantado.

Podría equipararse a algunos de los cortos de la extraordinaria Pixar Animation Studios.
El corto transmite un mensaje principal claro: no es oro todo lo que reluce. Y lo hace de una manera directa, simple y realmente divertida; acompañado por una banda sonora muy acorde a "la puesta en escena" y con un final inesperado.

miércoles, 17 de mayo de 2017

PERRAULT, EL ESCRITOR DE CAPERUCITA ROJA O OTROS CUENTOS CLÁSICOS

Hola, chicos.

Os voy a hablar hoy del escritor francés que escribió Caperucita Roja, La Cenicienta, El Gato con botas y otros cuentos clásicos que tantas veces hemos leído o nos han contado. Es Carlos o (Charles, en francés)Perrault.

En el cole hemos interpretado con el taller de teatro de 5º y 6º, la versión de "Oh, no, otra vez Caperucita", y el curso pasado fuimos a ver a la sala Sanpol la versión musical realizada por la compañía La Bicicleta, también del cuento de Caperucita. No se pasa de moda.

El 16 de mayo de 1628, en París, Francia; fallecía el célebre escritor y cuentista francés Charles Perrault, reconocido mundialmente por ser el escritor de algunos de los cuentos infantiles más conocidos del mundo como: “Pulgarcito”, “Barba Azul”, “Cenicienta”, “La bella durmiente”, “Caperucita Roja” y “El gato con botas”.
Junto a los hermanos Grimm se convirtió en la referencia histórica de escritores de novelas de hadas y de historias fantásticas. 

Perrault, un gran lector desde su niñez, se interesó por relatos orales de su país, Francia y de Alemania, como fueron Caperucita Roja o Cenicienta; todos esos cuentos, originalmente, poseían historias muy crudas y ,a veces, muy poco “infantiles”, ya que la muerte y los finales tristes estaban a la orden del día.

Básicamente lo que Perrault hizo fue modificar y editar algunas acciones de los cuentos y reestructurar los finales, introduciendo los conocidos “finales felices”, que luego los hermanos Grimm perfeccionarían y  que, finalmente, ya en el siglo XX, Disney y otras industrias llevaran al cine.

Resultado de imagen de CAPERUCITA ROJA PORTADA DE CUENTO



Resultado de imagen de el gato con botas cuento

Resultado de imagen de la cenicienta imagenes

Hasta mañana, campeones.



martes, 9 de mayo de 2017

VOY A COMEDTE, contado por Beatriz Montero

"Voy a comedte", de Jean-Marc Derouen. Ilustraciones Laure du Fay. Editorial Kókinos. 

Un lobo malo, hambriento y que habla de una forma rarísima espera en el bosque a que aparezca un delicioso bocado. 


Tuvo tan mala suerte que se topa con un par de conejitos listos que le quitarán un pelo que tiene en la lengua y, sobre todo… ¡las ganas de comer carne!